news
ABC

Una oleada de homicidios conmociona a EE.UU.

La calle en la que el sábado murió Davon McNeal a los 11 años está a solo cinco kilómetros de la Casa Blanca, pero bien podría estar en otro continente. Las ventanas de varios edificios están tapiadas, algunas por abandono y otras por seguridad. Las ventanas de todas las plantas bajas tienen rejas, por los robos. Aquí, en el barrio de Anacostia, los atracos a mano armada son habituales, como lo son los disparos. De hecho, el pequeño McNeal falleció tras recibir uno en la cabeza a las 21.20 del sábado, camuflado entre los ruidos de los fuegos artificiales con los que su familia y amigos celebraban el 4 de Julio, día de la Independencia de Estados Unidos. En plena ola de protestas raciales, superpuestas a una pandemia que ha disparado el desempleo, la criminalidad se ha disparado en Washington y en otras grandes ciudades de EE.UU. Sólo en la capital federal ha habido 89 homicidios en lo que va de año, un 17% más que el mismo periodo de 2019, un año que ya por sí mismo ...

Noticia completa en:   "ABC"